Excesos navideños: consejos para limpiar nuestro organismo.

Posted on Posted in Blog

Según las estadísticas, durante las fiestas navideñas comemos entre un 30% y un 50% más, lo que se traduce en la ingesta de más de 1.000 kcal. extra diarias. Este aumento del consumo de alimentos (en la mayoría de los casos alimentos no demasiado sanos) puede suponer un aumento de peso de unos 3 kilos de peso en poco más de 15 días (alrededor de 18.000 kcal. extra).

Una alimentación desequilibrada de forma continuada puede tener consecuencias que van desde leves (un simple empacho) a muy graves (ictus, infarto de miocardio, diabetes o accidentes cerebro-vasculares). 

cuerpo 10

Cuidado con las dietas milagro después de Navidades

Son dietas que prometen una rápida pérdida sin realizar apenas esfuerzo. Pero no todo es tan bonito como lo pintan ya que estas dietas tienen muchos problemas que afectan a la salud de las personas. Las ‘dietas milagro’ provocan un aumento del colesterol y del ácido úrico, lo que puede provocar gota y descalcificación ósea. También los riñones sufren por la ingesta masiva de proteínas y su sobrecarga puede provocar problemas en las articulaciones por la acidificación del pH de la sangre. Al mismo tiempo que afectará a tu estado de ánimo, apareciendo síntomas de cansancio, irritabilidad y mal humor debido a la falta de energía. Por otro lado, la reducción de muchos alimentos genera importantes carencias de nutrientes esenciales en nuestro organismo, con las consecuencias que esto puede provocar en nuestro cuerpo.

El efecto rebote de las dietas milagro

Este tipo de dientes suelen tener un gran inconveniente y es la rápida recuperación del peso perdido, es lo que se conoce como el efecto rebote. Es por esto que los especialistas médicos y expertos en nutrición recomiendan huir de las ‘dietas milagro’ y crear unos hábitos alimentarios adecuados. Una señal muy clara de la poca eficacia de estas dietas es la ausencia de estudio científico alguno que avale sus resultados.

Por todo esto, las dietas siempre deben realizarse bajo el control de un especialista que puedan recomendar los alimentos más adecuados en cada caso particular, previo estudio del paciente.

Si seguimos una dieta controlada, nuestra salud no correrá riesgos y favorecerá la pérdida paulatina de peso, siendo lo recomendable perder un máximo de entre un 3% y un 5% del peso total por mes.

Buenos hábitos alimenticios, la mejor dieta

control de peso

Comer un mínimo de 5 veces al día, beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día, aumentar el consumo de fruta y verdura y realizar alguna actividad física son las bases para una alimentación sana y mantenerse en buen estado de forma.

Hay que dedicarle especial atención a la práctica de ejercicio físico. Es recomendable practicar al menos 30 minutos de ejercicio diario de cualquier tipo, como caminar, montar en bicicleta, nadar, etc. Esto hará que el riesgo de sufrir diabetes, obesidad, hipertensión o enfermedades cardíacas se reduzca. También nos permite una mayor flexibilidad al mejorar el estado de nuestros huesos y músculos.

Es preferible corregir los excesos con una dieta sana y ejercicio constante que no recurrir al milagro de dietas que a la larga pueden resultar perjudiciales para nuestra salud y que no están respaldadas científicamente.